2 de julio de 2012

Nada que celebrar, y que vivan las Lolas

Al contrario todo por reivindicar. A mí tampoco esos me representan. Ni a nuestros anfitriones españoles en Islandia. Sólo Lola de 7 años nos iba contando, con bastante retraso, cuantos goles nos metían en propia meta.

Impagable también la imagen que cierra nuestro análisis de frames de la Eurocopa. Con estos, tampoco celebramos nada.

El triunfo es suyo. El dinero nuestro.

Una docena de razones que escribe J.C. Monedero para no celebrar nada.

Uno con el puño y la palma.
El otro con los dos puños en alto.

En medio la indignidad, de unos representantes alienados de la realidad, enajenados en la tribuna que ocupan.

Y en el trasfondo su gusto por codearse con agresores confesos de los derechos. Ambos estaban en "en el palco de autoridades junto al dictador y presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, (“soy el último dictador de Europa”, le gusta decir provocadoramente) y el saludo diplomático al autoritario anfitrión Víctor Yanukóvich, presidente de Ucrania, no es un tema menor.", como señala A. Gutierrez-Rubí.

Desconecto del patrio patio de vecinas que es Ejpaña. Desertamos una vez más de la fanfanrria que tapa voces como la de otra Lola (Matamala). Hoy nos largamos a visitar los fiordos del oeste, con Lola (la niña española-islandesa que tiene un gato chillón) y sus padres. Antes os pido, por favor, que pidáis la absolución de la Lola de Madrid y la del compa minero. Fueron detenidos en la manifestación del pasado 31 de Mayo. Si lo véis conveniente adheriros al manifiesto como colectivo y cada unx que quiera, también individualmente. Esta sí que es nuestra lucha... y mantenerla viva nuestra victoria.

4 comentarios:

Edelweiss dijo...

Lo del fútbol me da ganas de llorar...ver ahí a Rajoy y después escucharle su discursito me pone enferma y ver a los detenidos en las manifestaciones ya...me saca de mis casillas. Esta Ejpaña, como dices, está para abono. Y nada más.

Parrula dijo...

PARTE 1.
Que yo sepa, el dinero de las primas viene de la UEFA, que lo obtiene (la parte del ratón) de las cuotas de las federaciones y (la parte del león) de los derechos televisivos y, en última instancia, de la publicidad. Así que es verdad que el dinero es nuestro, porque nos lo repercuten en el precio de las cosas. Pero no como lo das a entender. Muchísimo menos de los impuestos.

Que yo sepa también, cuando los jugadores ganaron el Mundial tributaron allí las primas. Sobre el 15%. El resto, hasta el 43% lo hicieron en España. Este año la UEFA obligó a Polonia y Ucrania a cambiar sus legislaciones para que el 100% de los impuestos que se aplican a las primas (hay prima para todo equipo que gane, que empate y que pase de fase) tribute en el país de origen de los jugadores. Hay matices, como siempre, pero básicamente es así.

Vamos con las primas: 300.000 € por barba (que es una pasta gansa, es cierto) brutos se quedan en 144.000 € después de impuestos (porque mientras no se demuestre que no se pagan es lo que hay). Es decir, unos 24 millones de ptas. (para estas cantidades prefiero las antiguas pesetas, que me manejo mejor). Xavi, el año del Mundial, ganaba mensualmente de su club 50 millones; Iniesta unos 35. Jordi Alba en el Valencia o Llorente en el Athltic muchísimo menos. Me hace gracia lo de la prima o el "plus" porque todos estos vinieron a cobrar, promediado, lo que ganarían por un mes de trabajo. Que es lo que estuvieron haciendo, porque sus compañeros no seleccionados llevan más de un mes de vacaciones. Es decir, es su sueldo, no un "plus". Podemos discutir si es justo o no y valorar lo que queramos, pero es lo que cobra esta peña que, por cierto, tampoco tributa como Amancio Ortega o como Botín (1% a través de SICAVs). A mí me encanta ver cómo se os llena la boca pidiendo que estos tíos den un mes de su sueldo para caridad. Creo que es al único colectivo que se le montó una iniciativa popular en este sentido. Yo, sin embargo, pienso que con lo bien que me lo han hecho pasar están infrapagados.

Parrula dijo...

PARTE 2.
Vamos con Monedero. En su blog Juan Carlos da razones por las que no va a disfrutar de la final. Es un artículo tremendamente ineficiente e ineficaz (en el sentido preciso de los términos). Porque las 12 que aporta no tienen que ver con el fútbol sino con el circo que le rodea. La falta la principal. La decimotercera (no escrita) es que a Juan Carlos no le gusta ver fútbol porque le aburre. Sin embargo a Juan Carlos no le importa entrar en ese terreno pantanoso que rodea al espectáculo del fútbol y coger un poco de lodo de aquí, un poco de mierda de allá y conformar un texto que ha hecho las delicias de todos aquellos rebotados con el tema. Yo estoy bastante de acuerdo con las cosas que dice porque disecciona muy bien cómo manipula la derecha; pero básicamente se trata de un argumento falaz (emplea la falacia del todo por la parte, igual que tú, VSB). Pero no con el conjunto, porque cuando deja de hablar de los políticos y se refiere a los jugadores (Casillas, los italianos y la prima) mete la pata hasta el fondo y demuestra que no es un tema que conozca tan bien como el de la política. Y un medianamente futbolero se lo zampa. Lo que ocurre es que como eso lo leerá gente a quien no le gusta el fútbol no importa, ya tienen munición. La pena es que parte de la munición está jodida.

Yo no soy especialmente forofo. Me gusta el fútbol pero no soy forofo. Sí me gusta ver ganar a los que considero mis equipos (el Dépor, el Celta si no juega con el Dépor, el Osasuna y cualquiera de los gallegos). Pero tengo visto partidos de equipazos, de Brasil, de la Alemania de Beckenbauer, la Holanda de Cruyff o de Van Basten o del Barça de Guardiola y disfrutar como un enano. Y me parece tremendamente bonito que uno de éstos, España, sea calificado por la prensa inglesa (son unos exagerados, pero que los ingleses digan eso es bastante significativo) como el mejor equipo de la historia... Porque resulta que sí, que juega como los ángeles cuando le salen medianamente bien las cosas y porque ha hecho algo que no hizo ni Alemania, ni Italia, ni ninguna de las históricamente grandes. Y sí, me siento orgulloso de ese equipo y de que haya hecho eso. Como me sentí orgulloso del Dépor en el 2.000 y en el 2.002 y en el 2.004. Es lo que tiene el fútbol (y otras cosas). Y me jode tanto que la derechona más rancia y el nacionalismo (españolista o independentista) se quieran aprovechar de eso como que la izquierda haga lo propio.

Acabo. Lo que me parece peor es quienes desde el compromiso super mega guay se encabronan porque la gente ha disfrutado con este equipo en esta Eurocopa. Quienes piensan que toda esa energía debería canalizarse a otras cosas. Que toda esa emoción es vacía. Que lo importante es la realidad (ya, claro, no te jode, qué listo). Mi mujer les llama en gallego "aghoiros", pero en realidad no tiene buena traducción con el "agoreros" castellano en el sentido de que éstos adelantan las cosas negativas. Los aghoiros son otra cosa. Yo los veo como los dementores de Harry Potter, que se alimentan de las alegrías de los demás. Cuando ven a la peña feliz (¡¡feliz, joder, con la que está cayendo y lo que cuesta!! ¡¡y lo poco que va a durar esta felicidad!!) no pierden un segundo o un párrafo blogero para analizar, desmenuzar, criticar, y cuestionar esa felicidad. Dementores, VSB. Mañana nos suben el IVA, nos crujen aun más la sanidad o la educación o habrá quien pierda su curro. Si encima de lo poco que te puede dar el fútbol lo cuestionais es que sois unos dementores.

Y sé que esa actitud supone un regalo magnífico a la derecha. Lo mejor que se les puede dar.

VSB dijo...

Qué bien que por fin hayas comentado algo en este blog; y, encima, por partida doble. Aunque solo sea por eso, ha merecido la pena escribir el post! ¡Gracias de verdad! Aunque habrá tiempo de hablarlo en corto, parrula, vaya por delante esto:

(a) La colmena esta será cualquier cosa menos eso que dices, aghoreira: cortapedos (que dice otra malhablada que conocemos)... ¡Aquí nos va la fiesta! Pero a algunos no esta, no precisamente esta.

(b) Lo peor del furbor (insisto, el fútbol-deporte es otra cosa) es el furor que denota, los bandos ilusorios que crea... y que tu discurso expresa tan bien.

(c) Disfruta y deja no disfrutar. Eso es todo. Alegría, hombre, pero sin rencor para el que abandona la tribuna, la tele... y sin meterte a ti ni a nadie de buena voluntad en la horda del OÉ, la denuncia (quizás no como Monedero, sí como Tina)...

(d) Si la pelota vasca excusase la exhibición de oligofrenia patriótica que recoge el post de Tina hace tiempo que los frontones hubieran sido convertidos en paredones de fusilamiento.

(e) Y no me digas que la rojigualda homologada de refilón es un ejemplo de normalización... que me sulivianto... bicos, que son la mejor medicina contra los bandos.