14 de noviembre de 2011

Poca broma


Cayó el Caimán en Italia, que a pesar de todo seguirá haciendo de las suyas, no en vano es uno de personajes más influyentes del sur de Europa.

Alzo mi copa en recuerdo de Berlusconi y de uno de los puntos más altos de su magna obra para el bien de su país y de la humanidad: La brutal represión contra el movimiento de antiglobalización en Génova año 2001.

Fecha inolvidable para la familia y amigos de Carlo Giuliani, para decenas y cientos de jóvenes y ciudadanos de todo el mundo que nunca borrarán de sus cabezas como fueron torturados, arrestados, gaseados, disparados, vapuleados, ... en una bella ciudad del Mediterráneo. Sólo por juntarse a pedir un mundo mejor, y evitar un previsible desastre que hoy en día sólo estamos empezando a padecer.

Lo dicho, poca broma.
D.