6 de septiembre de 2011

Avales de la democracia


El 21 de diciembre de 2010 los partidos grandes pusieron otro ladrillo en su muro de la vergüenza, el que blinda su duopolio. Reformaron la Ley Electoral, de modo que:
  • Cada partido que no tuviera representación en anteriores elecciones tendrá que recoger firmas del 0,1% del censo de cada circunscripción donde quiera presentarse.
  • Estas firmas deben obtenerse bajo presencia de un fedatario público en los 20 días posteriores al anuncio de las elecciones a las Cortes Generales, antes incluso de su propia campaña electoral.
  • Deben estar debidamente verificadas, lo que supondrá un gasto notarial de unos 300.000€ por partido y el desplazamiento de 1.000.000 de personas (hay unos 20 partidos habituales) a notarías en esos 20 días.
  • Además, los firmantes deben renunciar a firmar para cualquier otro partido, así que ante la incertidumbre de las posibles firmas anuladas, habrá que recoger todavía más de las requeridas.
Desde el Pirates de Catalunya se lanzó hace poco una herramienta web para ir consiguiendo avales y concienciar al electorado acerca de la patada en la urna, tras la ‘patada en la puerta‘ de Corcuera y la patada en el router de Sinde, que es la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.
Como dicen en Nación Red: "Tres patadas, tres recortes de libertades, y las tres hechas por gobiernos “progresistas y de izquierdas”. Ah, y la Ley de Partidos, pero esa fue en ‘estéreo’. Cuatro patadas en total".
Como deja bien clarito el Presidente del Congreso.
Más info, aquí y aquí.

1 comentarios:

VSB dijo...

Firmas para derogar esta reforma:
http://www.20nlibreparticipacion.org/