31 de agosto de 2010

El famoso psicólogo H.J.Eysenck estudió la superstición de las palomas y sus conclusiones apuntan a que sufrirían mucho si jugaran a la lotería, porque las palomas pueden llegar a ser muy supersticiosas. Y si ellas pueden ser supersticiosas, cómo no vamos a serlo nosotros, los humanos. Esto último podría haberlo señalado Brian, en la película de los Monty Python.

Somos tan supersticiosos que, como apunta James Curran, inventamos instituciones para gestionar la superstición. La más importante de ellas fue el Papado, que ha subsistido durante más de dos milenios. El Papa tiene bula, el Papa es infalible, el Papa tiene frío, el Papa está cansado, al Papa le gustan las papas... todo esto forma parte de nuestras supersticiones (quizás no la última).

Y yo me pregunto como siervo humilde, ¿no sería mejor que esta superstición fuera gestionada democráticamente? Aunque por otro lado... ¿qué podemos pedir a un ente que lleva dos mil años de existencia y ha acumulado el poder tacita a tacita, a veces, apoyándo(se) en regímenes un poquito fascistas, o incluso promoviendo la acusación de que otros supersticiosos como los musulmanes o los judíos eran herejes. No todas las supersticiones tienen el mismo valor. Por eso (y porque da mala suerte), el Papá no puede ser supersticioso. Si alguien lo ha visto, por ejemplo, saltando de baldosa en baldosa evitando aquellas que tienen vetas negras, es muy probable que no sea el Papa. Será otro que se le parece porque el Papa no es supersticioso.

El Papa tiene carisma, incluso aunque pida que la gente se suicide haciendo el amor sin condón. El reverendo Jim Jones les pidió a los seguidores de su secta que se envenenaran con cianuro y 909 le hicieron caso. Fue un crimen. Jones fue tachado de loco criminal. Es cierto que Jones no tenía tanto carisma como el Papa, y eso lo cambia todo. La prueba del algodón sería pedirle al Papa que hiciera el amor sin condón con alguien que tuviera el VIH. Pero esto es imposible porque el Papa tiene que ser célibe, y esto es precisamente lo que se les pide a los africanos, que se mantengan célibes... tan célibes como el fundador de los legionarios de Cristo o muchos curas irlandeses, alemanes o españoles.

Pues eso, que como ZP está muy atribulado con los presupuestos, es un poco supersticioso y teme polarizar al electorado, ha decidido archivar la nueva ley sobre libertad religiosa. Así que, todos, en comandita, seguiremos pagando de nuestro bolsillo el coste de la gestión de la superstición (para quien no crea en el catolicismo).

30 de agosto de 2010

Un texto de Tânia.A veces en ProPolis se nos pasa el presente escribiendo de "memoria histórica".
Pero la memoria es, ante todo, personal.
Por eso, al menos en lo que nos concierne, somos soberanos sobre ella aunque nos la dicten, aunque la perdamos...
Los consejos de Tânia están, como ella, escritos en portugués.
Da para entender, no jodáis.
Los instantes de los que escribe son y fueron presente en Italia, España, Brasilia, San Salvador de Bahia...
Los olvidos no ocupan lugar. Son el vacío. Por ellos también respiramos...

Obrigadâo.

Dicas para envelhecer o instante imediato

Escolha um instante específico (uma situação) para dar a ele o “selo” de passado; imediatamente fale para si da situação escolhida, em voz alta; depois telefone para alguém e narre a ocorrência. Corra para o papel e a caneta e registre o caso e, em seguida, faça o mesmo digitando o texto em seu computador. A esta altura você já tem três arquivos sobre o caso que poderão ser consultados. Agora deixe o caso descansar e se interesse por outras coisas da vida diária. Se o caso da tentativa voltar a ocupar a sua mente sem qualquer estímulo externo é sinal de que ele está ficando velho e aí você deve usar como fixador uma substância que se encontra por todas as partes, mas deve ser usada com prudência e se chama papo. Você deve incluir o seu caso em qualquer assunto que se apresentar, por exemplo, se alguém comentar sobre a temperatura você deve arranjar um jeito de associá-la ao o seu caso em “infusão” mesmo que ele diga respeito, por exemplo, à nova forma de resolver problemas relativos ao sistema bancário. Há uma grande chance de que, ao final, você não tenha lembrança sobre o que o seu interlocutor estava falando, mas aí já tem outra dica: o que você estava falando, mesmo. Seguir leyendo

29 de agosto de 2010

La utopía de Cabet

1 comentarios
Leyendo "Breve historia del socialismo" de un tal George Lichtheim, encuentro la historia, para mí desconocida, de Etienne Cabet, un comunista utópico francés de principios del XIX que puso un anuncio en un periódico con el encabezado de "Allons en Amerique!" en el que invitaba a todo el que quisiera a unirse a un viaje a Estados Unidos para fundar una comunidad utópica, Icaria, en la que estaría prohibida la propiedad privada. Cabet, uno de los precusores del comunismo, escribió una novela utópica titulada "Voyage en Icare".

Uno no deja de asombrarse de lo fuerte que es el liberalismo como doctrina filosófica hoy en día y de cómo la democracia liberal parece haber existido desde siempre y no digamos ya algo mucho más enraizado en nuestras culturas, como es la propiedad privada.

Los icarianos se fueron hasta Texas y allí desistieron de su empresa. Colonizaron otros lugares de EEUU pero también fracasaron. En realidad, quedaron como una anécdota en la historia, aunque hoy en día hay gente que está dedicada a salvar la memoria de aquellla utopía. Quizás lo tengan más fácil que estos.

28 de agosto de 2010

sPues sí, los sueños tratan sobre los intentos casi desesperados de averiguar nuestro futuro, de conocer qué hay detrás del tiempo para ensayar nuestra valentía... o cobardía. Por ello, inauguro estos sueños inventados en los que describo los recuerdos de las noticias como si aún no hubieran ocurrido. Siempre comienzo por un pie tal cual este: "Al abrir la puerta de mi habitación..."

"Al abrir la puerta de la habitación... vi a un tipo con una muleta bajando de un helicóptero. Era el presidente Sarkozy, que traía encadenados a unos gitanos a los que quería desterrar de por vida. Me sacudió con la muleta en pleno rostro y me rompió la nariz. Se excusó diciendo que creía que yo era un gitano. A mí me han confundido con un gitano en más de una discoteca. Yo aullaba de dolor y él no dejaba de repetir que era el Presidente de la República Francesa. Después me invitó a un local de strippers porque decía que quería visitar a una amiga suya. Nos sentamos en las primeras filas rodeados de banqueros vestidos como en el siglo XIX, con sombrero de copa y un mostacho de Monopoly. Los banqueros estaban poniendo dinero en el tanga de una stripper que se parecía tanto a Angela Merkel que, en realidad, era ella. La Merkel había aprendido perfectamente a trabajar sobre el escenario. Los banqueros le ponían dinero y ella bailaba. Después se iba hacia la otra parte del escenario y le decía a la gente que los bancos tendrían que pagar una tasa para prevenir crisis futuras, y se reía un poco. Cuando los banqueros vieron a los gitanos comenzaron a escupirles de forma refleja, como si no pudieran evitarlo. Los esputos que lanzaban los banqueros eran verdes y de curso legal. A nuestro lado, rodeado de banqueros, el Ministro Corbacho estaba diciéndole a los gitanos que, o aceptaban los cursos de formación o les quitaría el subsidio... de pronto, uno de los gitanos fue a reventarle la cara a Sarkozy cuando alguien le dio al botón de rewind y todo fue hacia atrás muy rápido, hasta dejar al gitano exhausto y confundido moralmente".

27 de agosto de 2010

Lo flipo. Nadie parece haber trabajado en este país con los informes que Wikileaks difundió hace tiempo. Nadie, excepto la prensa digital de derechas

" un informe muy interesante de 2004 del Servicio de Estudios del Congreso, un 'think tank' que elabora informes sobre diferentes asuntos políticos, económicos y sociales para el Congreso estadounidense. Este documento desmonta definitivamente la 'teoría de la conspiración' en torno a los atentados del 11 de Marzo de 2004 que provocaron 191 muertos en los trenes de Madrid."

Mientras, la prensa "de izquierdas" engorda a la fantasmal Al Qaeda (tras "la liberación" de los dos cooperantes catalanes) y justifica los más de noventa soldados españoles, muertos en la ocupación de Afganistán, ensalzando y llorando a los últimos en caer. 

Propongo que durante la primera semana de este curso todas las Facultades de Comunicación suspendan toda actividad, excepto el visionado y traducción del siguiente video de Julian Assange, responsable público de Wikileaks.

 

Sólo una transcripción, en torno a las 2:00 del video:
“Somos una organización que protege seres humanos, no fuerzas armadas. ¿Quién está indefenso? ¿Los civiles de Afganistán o los soldados occidentales? La gente civil va antes en nuestras preocupaciones. […] sin la verdad no podremos tomar ninguna decisión significativa. No podemos ser irrelevantes ante la marcha de la historia y de la justicia. Podemos ser responsables por no hacer nada. Hay que intentarlo y estar dispuestos a cargar con la culpa; somos una organización potencialmente victimizada, precisamente por ocuparnos de los derechos de las víctimas en el mundo real".
Si tuviese valor, la primera actividad que propondría este curso sería bombarderar las redacciones de El País y Público con este video y la noticia del Ecomista digital. A los más alumnos más entusiastas les propondría que nos lo tatuásemos en el pecho.
Para más pasajes traducidos y algunas reflexiones, pichad aquí.
Ayer me tragué los cuatro episodios de la serie "La historia del comunismo". Viéndola quise saber más sobre Roberspierre, porque los revolucionarios rusos de Octubre se consideraban a sí mismos herederos del legado de los jacobitas y su líder. Aquí tenéis el comienzo de la serie.



La serie dice claro que el estalinismo:

- asesinó a millones de personas.
- purgó a cientos de miles de opositores para dejar sin memoria al pueblo soviético.
- centralizó el poder dejando sin sentido el poder de los soviets
- intentó destruir cualquier forma de vida a su izquierda, como el anarcosindicalismo en la Cataluña de la Guerra Civil española.

Kruchev denunció los crímenes de Stalin. Al menos, existió esa autocrítica. Entonces... ¿por qué gente como Zizek sigue manteniendo que el comunismo es posible hoy?

Cuando la gente dice despreciativamente algo así como:

- ¿Comunismo? Si eso no puede funcionar ya... ¿no te enteraste que cayó el Muro?

Creo que el comunismo no se agota ahí. Tampoco se agota la idea del mercado con el neoliberalismo imperante hoy. Seguimos buscando...

26 de agosto de 2010

Estos días atrás he estado leyendo "El juego del cambio", un libro sobre la carrera electoral de Obama. Ahorraos la pasta y buscad algo mejor para echar vuestras horas de lectura. Si ya teníamos unas ideas preconcebidas respecto a la política en EEUU esto sólo ha servido para confirmarlas.
Hay muchos datos referidos a las cuestiones íntimas de los líderes de los partidos sin que concurra un marco teórico que le de sentido a los mismos. Más bien se trata de un culebrón político en el que los aparatos partidistas están obsesionados con:

- los escarceos sexuales de los políticos.
- la apariencia humana o familiar de los candidatos.
- los donantes.
- encuadrar al otro. Esto es lo más importante, colgarle un sambenito que siempre tiene que ver con cuestiones privadas. Por ejemplo, los del equipo de McCain saltaban de alegría cuando les pareció que habían colgado a Obama la etiqueta de "celebridad", del tipo de Paris Hilton.
- los lapsus linguae, las fotos mal encuadradas, las fotos con gente "inadecuada", etc. El candidato no puede equivocarse, porque un detalle importa más que todo un programa o unas ideas.
- las encuestas y los grupos de discusión, siempre sondeando el arcano de la opinión pública.
- la corrección política. Obama siempre se presentó como un candidato posracial, evadiendo cualquier tipo de conflicto entre las razas en EEUU.

Junto con eso, el equipo de Obama siempre quiso alejarse de los cabildeos de Washington, presentándose como alguien ajeno a la clase política tradicional.

Ni siquiera hay demasiado que leer sobre estrategia electoral, sino sólo detalles que no terminan de crear una estrategia de conjunto. Es cierto que, según los autores, las campañas fueron más caóticas que lo que cualquiera pueda creer, por lo que no parecía haber estrategias claras; desde luego no ideológicas. El público está bastante desideologizado y lo único que parece importar es:

- el aborto
- la homosexualidad
- las células madre
- las armas
- la seguridad nacional

Un candidato tiene que responder a esas cuestiones para situarse en el terreno moral delante de sus conciudadanos.

Cuando realmente hubo una oportunidad de decantarse ideológicamente, en el momento en que en septiembre de 2008 la crisis económica estalló, ambos candidatos juraron fidelidad a las soluciones que los bancos idearon para el país... y para el mundo.

Y yo pregunto: ¿Qué coño nos importará a nosotros la vida privada de esta gente? Hitler era un tipo agradable en casa, con su perro... Franco hacía quinielas (inclusó ganó una de 14)... y eso no les impidió joder a millones de personas.

25 de agosto de 2010

Mi vecino Miguel me habla de su nueva empresa, casi ONG.

Venden acciones de energía solar, planteando descentralizar la producción de energías renovables, de modo que contribuyamos significativamente a reparar nuestra huella ecológica.

Por muchos comportamientos, usos y consumos "verdes" que hagamos - reciclaje, ahorro de agua, movilidad compartida o bicicletil... - así sólo reducimos un 10% nuestro impacto sobre los recursos existentes y residuos que generamos: nuestra huella ecológica. Curiosa la insistencia institucional y corporativa en que nos empeñemos en reciclar y, no en cambio, que nos hagamos productores energéticos a partir del sol que a todos nos calienta.

Todo esto implica desmontar dicursos deslegitimadores del cambio climático, como señalaba J. Sachs recientemente. Y combatir también a los estrategas de la energía nuclear, que han aprovechado este veranito para encumbrar sus bondades. Mirad los informes de la organización de Miguel:

“¿Realmente es tan barata la energía nuclear?; y otros dos que desmontan la campaña de manipulación informativa de este verano contra las renovables: “Verdades a medias sobre el coste de las energías renovables” (I y II). Te los puedes descargar en pdf.

24 de agosto de 2010

Último apunte de apuntes sobre el viaje a Asia
De nuevo, sobre Camboya, la posibilidad de las memorias del genocidio y el fracaso de los memoriales, tras la visita al Memorial Choeung Ek.
Sobre la banalidad del mal totalitario y las preguntas (que no respuestas) para afrontarlo.


 “Communism is a nice thing. Isn’t it?” Dijo un gringo saliendo del campo de la muerte donde se ajusticiaba a los prisioneros de Tuol Sleng. El imbécil de él no entiende que Pol Pot surgió de un substrato de horror previo, muy anterior al maoísmo desquiciado de los jemeres. Su imbecilidad, bien fomentada, exhibe la ignorancia de que quizás los B-52 de su país que ahora bombardean Afganistán (y antes Irak, por dos  veces, y antes…) sean los mismos que asolaron Camboya cuando la guerra secreta de Vietnam. Y que fue Ho Chi Min, tras derrotar a los EE.UU., quien acabó con Pol Pot . Y que, en un primer momento, los jemeres ganaron arraigo social luchando junto a un príncipe destronado. Y que, una vez fuera del poder, fueron refugiados de oro en los campos humanitarios que fomenta “el fundamentalismo democrático” de la ONU.
Es lo que tienen los memoriales. Son monumentos a la frase del Ulises de Joyce: “Nunca se sabe quien te va a manosear de muerto”. SEGUIR LEYENDO

23 de agosto de 2010

Otro himno para sitios distintos.

Versión LCD de los Siniestro Total en el post anterior de abanderados. Con este, ya van tres ejemplos de cómo cuestionar, desde la música pop-ular los himnos nacionales.

El de ahora no puede ser más explícito: "North American Scum"
Otra muestra de cómo desmitificar las épicas nacionales. ¿Para cuándo la del "triunfo de la roja".

LCD parodian el "gran paso adelante", que marcó la supremacía USA, cuando Mao intentaba dar el suyo y en Moscú competían con los brincos estelares de la perrita Laika. La pobre...




Sólo posible, cuando te presentas como una banda víctimizada por una legión de pandas y un cantante saco-de-hostias... Buscad Dunk Girls y Losing my Edge en Youtube... EMI no me deja insertarlos.

22 de agosto de 2010

El otro día uno de mis tíos llegó un tanto contrariado porque había leído, en un libro sobre "La matanza de Badajoz" de la guerra civil, que su abuelo, el alférez Domingo Mejías Rivera, había actuado poco menos que como un cobarde. Lo contó en casa de mi hermano. El libro en cuestión es "Lunas de agosto", de Justo Vila.

A partir de ese momento se montó una discusión sobre la memoria histórica de nuestra guerra.
Le sorprendió mucho a otro tío mío que yo afirmara que el fascismo franquista no fue muy diferente del nazismo. Según él, ambos fenómenos no eran ni cuantitativa ni cualitativamente comparables. Al final, he de decir que la discusión se agrió un tanto y ya no merecía la pena discutir.

Yo creo que mucha de la gente que ha vivido aquí no puede admitir que los fascismos sean comparables, y no pueden porque supondría asumir que se ha vivido en España durante cuatro décadas bajo un régimen nazi que, además, se aliaba con la Iglesia para darle un aderezo propio. Miran hacia fuera y ven a Hitler como epítome del Mal. Miran hacia dentro y no les cabe en la cabeza que un individuo así rigiera los destinos del país.

Lo más curioso de todo es que, por una parte, todos estaban de acuerdo con llamar a Justo Vila y decirle que se había equivocado con Domingo Mejías; mientras por el otro salió el argumento del revanchismo después de 70 años, que remover eso debería dejarse a la iniciativa privada (como si todos tuviéramos una excavadora en casa, aparte de no entender que eso pertenece a todos y no sólo a los directamente concernidos).

21 de agosto de 2010

Tras Violencia Ribas, las de verdad.
La versión actualizada y anglosajona de Las Vulpes.
Chicks on Speed, contra los Kings of Leon.
El título de la tonada, ¿cómo no? Wasted Chicks (tías colocadas)




A la imbécil de Alaska (que el Olvido caiga, que caerá, sobre ella) se le caen las bragas cuando se la compara con las Tías que Van de Espid (anfetamina paleontógica que nos impulsaba en nuestras cabriolas pank en los 80).

Comparen cualquiera de las intervenciones de la susdicha musa (o Buda) de la Movida en las tertulias de Don Federico Losantos con la furia femenina de este pedazo de tías.
Ellas, despelotándose de Myspace y demás.

http://www.youtube.com/watch?v=r1UtBiZ1My4&feature=related

¿Quien dijo que Siouxie había muerto? O en términos más finolis, que el punk sólo dejó un vacío de nihilismo.

20 de agosto de 2010

Continúo la Playlist del veranillo iniciada por John Fat
Versión pre-punk argentina de la historia del Punk.
Sueño con un pop indy español con mensajes punkarras como los de Peter Capussoto:

* "Profesores asesinos que perforan tu cerebro.
Convertirte en un muerto que trabaja
es la tarea del maestro".

* "Métete tu cariño en el culo...
no quiero tu amor
ni el de otras personas
el amor es un error de nuestras hormonas".

 


 Sigan las tonadillas de Violencia Ribas en Youtube.
Imaginad una Muchachada nuit sobre La Movida en este plan.
Vía la grande Maria Llopis.

19 de agosto de 2010

"La calle es mía" (Fraga Iribarne)
"El aire de la ciudad os hará libres" (Max Weber)

Aprovechando el desastre de este verano, han dicho los reaccionarios que el LOVE PARADE es legado de los noventa y las rave parties. Como Charles Manson, lo fue de los hippies y la New Left en los 60. Como el final de Carlo Giuliani en Génova, lo fue de las contracumbres alterglobalizadoras.

Vía Raimundo, este video de cómo los perroflauta ingleses se echaron a las calles, en pleno auge neocon, y reivindicando las calles crearon espacio público, acción colectiva insumisa, hedonismo y autonomía... Ahora les llaman flash mobs y las convocan las corporaciones con fines publicitarios... a través de FACEBOOK, por ejemplo.

  

18 de agosto de 2010

La necesidad de asumir "la tarea del heroe", que decía aquel filósofo devenido en consejero del Poder, ahora monolingue y taurofílico (obviamente, Savater, no Manuel Delgado).

Celebrando la facultad inalienable de reiventarnos, una de las bandas más interesantes de ahora. Television on the Radio, versionando un clásico, de cuando era posible sentirse heroe y proponérselo al otro. Más o menos lo de la ética hacker del post anterior pero en versión pop.





El camaleón Bowie original, vistiendo su desnudez, abrazándose y reinventándonos.
http://www.youtube.com/watch?v=ejJmZHRIzhY&feature=related

17 de agosto de 2010

La ética hacker está basada en la transparencia y la accesibilidad de la información. En contra, la nueva economía de la información, el capitalismo clásico y el comunismo han preconizado la opacidad, dice Pekka Himanen, en su libro "La ética del hacker y el espíritu de la era de la información".

Recuerdo ahora que la teoría de elección racional, teoría en la que se sustenta todo el edificio neoliberal, considera que el individuo maximiza siempre sus beneficios. Para maximizarlos, necesita ocultar información a los otros. Por eso, también, resuelve el dilema del prisionero delatando a su compañero, porque, según los teóricos de este paradigma, siempre sale más rentable. Conclusión: lo contrario de la ética del hacker.

Himanen cita a uno de los tipos que más ha contribuido al desarrollo de una teoría sobre el modelo abierto de Linux.

"Raymond definió la diferencia entre el modelo abierto de Linux y el modelo cerrado, preferido por la mayoría de las compañías, comparándolas al bazar y la catedral. Pese a ser un tecnólogo, Raymond hizo hincapié en que la real innovación de Linux no era de índole técnica sino social: la nueva forma social, completamente abierta, en la cual estaba siendo desarrollado. Según sus palabras, era el cambio de la catedral al bazar" (p.55).

Raymond define la catedral como un modelo en el cual una persona o un grupo muy reducido de gente planea todo por adelantado y, luego, lleva a cabo el plan bajo su propio poder. El desarrrollo se produce a puerta cerrada, de modo que los demás sólo podrán ver el resultado final. En el modelo del bazar, en cambio, la ideación está abierta a todos y las ideas se confían a otros para ser puestas a prueba desde un principio. La multiplicidad de puntos de vista es importante: cuando las ideas se diseminan ampliamente desde un estadio inicial, todavía están en condiciones de beneficiarse de añadidos externos y de las críticas de terceros, mientras que, cuando una catedral se presenta en su forma acabada, sus fundamentos no pueden ya cambiarse. En el bazar, la gente intenta adoptar diferentes enfoques y, cuando alguien tiene una idea brillante, los demás la adoptan y construyen basándose en ella.

Más perlas del libro de Himanen:
"Una fuerza primordial de este modelo de aprendizaje estriba en que un hacker, al aprender, enseña a los demás" (p. 60).

Esa manera radicalmente democrática de abordar los proyectos es subrayada por Robert Merton cuando habla del "escepticismo organizado", que debería triunfar en la Academia:

"En líneas generales, se puede afirmar que en el modelo académico el punto de partida tiende a consistir también en un problema o una meta que los investigadores encuentran interesantes desde una óptica personal; entonces ofrecen su propia solución (aun cuando en muchos casos el mero enunciado del problema, o la divulgación de un programa sea de por sí interesante). La ética académica exige que cualquiera pueda hacer uso, criticar y desarrollar esta solución. Más importante que cualquier resultado final es la información que subyace o la cadena argumental que ha llevado a generar la solución" (p.56).

Este tipo de declaraciones le sumen a uno en la melancolía. ¿Es que alguna vez existió en la Universidad española algo así?  ¿O esta universidad no es diferente y no escapa de la crisis de confianza que arrastran las instituciones?

"La importancia de la revolución científica del siglo XVII se supone que estribó en el abandono de la escolástica y su sustitución por una ciencia que se afanaba de forma constante en alcanzar nuevos
conocimientos. La universidad conservó, no obstante, la jerarquía y el modelo escolástico de docencia, tal como refleja su vocabulario (por ejemplo, decano era en su origen el titular de un monasterio). La revolución científica tuvo lugar hace cuatro siglos, pero no encontró ni encuentra su reflejo adecuado en las universidades como base para un aprendizaje basado en la investigación. No parece lógico esperar que los métodos escolásticos de enseñanza formen individuos modernos capaces de pensar por su propia cuenta ni generen un nuevo saber" (p. 61).

16 de agosto de 2010

Ayer por la noche me senté delante de la pantalla a ver "Capitalismo: una historia de amor", de Michael Moore. No se corta un pelo en decir que las inyecciones de capital tras el estallido de la crisis han sido el mayor robo de la historia. En una entrevista incluida en los extras de la película, Moore indica que entendía que se tuvieran que adoptar esas medidas, pero junto con ellas deberían haber caído todos aquellos que provocaron la hecatombe. Ahí siguen, como si nada... peor aún, ahora les echan la culpa a la gente de a pie...

Entre las perlas de la película están las opiniones de un responsable del Wall Street Journal, la Biblia de los negocios. Sin tapujos dice:

Creo que el capitalismo es mucho más importante que la democracia. Ni siquiera soy un gran creyente en la democracia. Siempre digo que la democracia puede ser dos lobos y una oveja decidiendo qué cenarán.

Dos lobos y una oveja decidiendo que cenarán. No lo entiendo. ¿Se supone que la oveja es la democracia y los lobos son... Wall Street? Pero no, él no dice eso. Él señala que la democracia son los tres juntos decidiendo, es decir, si algo tiene la democracia es que está amañada... ya sabemos que vamos a cenar a pesar de que nos pasemos horas deliberando...

También podemos interpretarlo tal y como figura en la ilustración de arriba...

Pero sigamos con el documental. Después nos cuentan lo de los seguros para campesinos muertos. Esta sí que es buena. Imaginad que vuestra empresa os ha hecho un seguro de vida sin que vosotros lo sepáis... para cobrarlo cuando la palméis... de manera que, para vuestra empresa, valéis más muertos que vivos...

La muerte de LaDonna [una empleada de Wal Mart] le consiguió a una de las empresas más ricas del mundo US$81.000 extra. Yo [el marido de LaDonna] me enfrentaba a más de US$100.000 en cuentas de cuidado médico y un funeral de US$6.000. Y Wal-Mart no me ofreció un centavo para ayudarme. Yo confiaba en ellos y ni en un millón de años hubiera creído que, en algún lado, en una declaración de ganancias figuraba “Empleada muerta: US$81.000”. [texto tomado de aquí]


Es legal en Estados Unidos. Los llaman "dead peasant insurance" (seguros para campesinos muertos)  y ha sido una práctica habitual en muchas corporaciones.

De nuevo la misma pregunta enigmática, ¿por qué siendo más los pobres siguen votando opciones que los empobrecen cada vez más? ¿Por qué votan contra sus intereses? Moore cree que los pobres piensan que aún están en el juego y que el juego podría favorecerles, esto es, cree que los pobres viven pensando que, a pesar de todo, ellos también pueden ser ricos, que a ellos les tocará algún día... pensar así contradice toda la teoría de la elección racional en la que, precisamente, se basan los defensores del capitalismo...
Apocalysis Now recurrió al Jim Morrison The Doors en su primera escena.
Generation Kill, la serie de ficción más real sobre la masacre en Irak (y Afganistán, y...), pincha a J. Cash en sus minutos últimos. D. Simon y E. Burns se marcan el siguiente tanto arransando a la audiencia y presentándole la guerra exterior después de haber diseccionado la interna en The Wire.





Envidia de esa capacidad de condensación y revulsivo que aúnan el audiovisual y la música populares diseñadas desde la insumisión. Fuck the average spectator, le dijeron Simon y Burns a la HBO. Y desde entonces no han parado de joder.

P.S. 1: La canción de Cash, mejor aquí.
P.S.2: El contra-ataque de los supremacistas gringos de "Support our Troops". En Youtube han tenido que desactivar los comentarios. Jé, jé... já, já.
P.S. 3: Y para quien aún piense que el "country" y sus fans son conservadores, una de las muchas versiones antimilitaristas.

15 de agosto de 2010

Te cojo el testigo como pincha, John Fat.
Por si se os pasó el link de una entrada anterior.
Es la versión galega del "Fear of Black Planet" de los Public Enemy.
Un himno nacional antipatriótico.
De una banda que se reconocía sin tapujos como Os resentidos.
Imprescindible si os veis acosados por alguna bandera.
Nacionalismo internacionalista, autoparodia desmitificadora y mucha retranca.

14 de agosto de 2010

Una lectura obligatoria de España. "Tienes catorce años y aún no sabes lo que es follar. Pero te hacen leer La Celestina, una cosedora de hímenes. Y luego, cuando te preguntas sobre la existencia de Dios, te obligan a leer al Arcipreste de Hita, obsesionado con las tetas de las serranas. Te rematan con El Lazarillo, un buscavidas que se gana la suya sisando. A la mierda con todos ellos. En COU las inquietudes sobre la trascendencia se saldan forzándote a admirar San Manuel Bueno Mártir: si eres un ignorante, eres feliz; y la única salida al desgarro de la consciencia es la hipocresía."

Más o menos dijo esto Ana, hace un par de noches en el jardín.

Espigó los mimbres del curriculum oculto de nuestra educación en los valores.
Señalaba las razones del desamparo de cualquier español o española que no admita la falsa moral sobre el placer y sus guardianes clericales. Una ciudadanía empujada a refugiarse en el enaltecimiento pícaro de su miseria y el orgullo propio como bálsamo al nihilismo.

Si creen que exagero, vean uno de los himnos españoles más vistos en Youtube. Puritita aplicación en la web 2.0 de las enseñanzas antes señaladas.



En resumen, un país sin letra oficial para su himno, más allá del coro futbolero que entona "A por ellos, oe (dos veces)" y "Yo soy español, español, español (sí, tres veces)".

13 de agosto de 2010

Hace poco hablaba con un amigo sobre la crisis económica,,, y sobre la crisis política. Porque si algo nos ha demostrado esta crisis a las claras es que nuestro sistema politico sirve para poco dentro del marco de nuestro sistema económico. Como me señaló Pico, incluso Iñaki Gabilondo ya lo dice sin tapujos, en prime time: vivimos en una dictadura. Él dice que hay que admitirlo sin tremendismos, pero la cosa parece tremenda.

Un chiste para ilustrar lo que está pasando. Está extraído de un libro de Zizek.

En el siglo XV, Rusia estaba ocupada por los mongoles. Un campesino y su mujer caminaban por una polvorienta vía. De pronto se acercó un mongol a caballo y se puso a la altura de los caminantes. El mongol expresó al campesino su intención de violar a su mujer, y añadió:

- Mira, campesino, como el camino está lleno de polvo te voy a pedir que, mientras me follo a tu mujer, tú me sostengas los testículos para que no se manchen de polvo...

Una vez el mongol hubo marchado, el campesino comenzó a gritar de alegría y a dar saltos de puro regocijo. Al ver esto la mujer le reprendió:

- ¿Cómo puedes estar dando saltos de alegría después de que ese tipo me haya violado en tu presencia?

A lo que el campesino respondió:

- ¡Le he jodido, le he jodido... se ha ido con los testículos cubiertos de polvo!

Pues bien, así veo yo a la socialdemocracia actual. Cuando defienden la labor del partido señalan que ha legislado a favor del matriomonio gay, del aborto, del divorcio, etc. ¿Y qué es eso? Básicante es cubrir de polvo los testículos de los que nos están follando vivos.

Como bien dice Zizek, la elite económica y política ha aceptado el terreno de la batalla cultural para ganar la batalla política. La batalla cultural tiene que ver con los estilos de vida, la moral privada y las tradiciones. No es que la derecha crea mucho en lo que predican. En realidad, antes se iba a Londres a abortar y si quieren anular su matrimonio van al Tribunal de la Rota. Sin embargo, saben que la guerra cultural tiene dos ventajas:

Por una parte, recogen el voto de los conservadores con este populismo de derechas (Intereconomía).

Por otra parte, la más importante, plantean la batalla fuera de la esfera económica.

En esencia, hacen lo primero para poder conseguir lo último. Encuadran la batalla política en un espacio delimitado por la moral, dejando intacto cualquier aspecto de lo realmente importante, la distribución de la riqueza.

Para ganar la batalla política, la izquierda tiene que comenzar a invertir en bolsa, El objetivo es castrar al mongol.

12 de agosto de 2010

Ante a la prohibición de los toros en Catalunya.
Ante la rojigualda en los cosos taurinos y los estadios de fútbol.

Frente a la gesta individual del macho matador, el trabajo colectivo de los forçados.

Una fila de hombres que para el mismo golpe.

Un juego más limpio que cualquier ley de "higiene pública" censora. Mil veces más honesto que una corrida con afeitados o un partido de galácticos, todos abanderados.

Un juego gratuito, de "amadores" (amateur, en portugués), forçados voluntarios, que sólo cobran la comida posterior.



Sin "subalternos". Amigos. Poniendo, dándose el cuerpo.
Sin celebrar ningún gol.

Para seguir parando golpes.



Nunca entenderé a una izquierda incapaz de resignificar las imágenes anteriores en, por ejemplo, la acción colectiva necesaria para detener los despidos avalados por la última reforma laboral. O para tumbar las constantes envestidas del toro de Wall Street (anagrama también del grupo mediático neocon Intereconomía).

Y tampoco entiendo a ese movimiento memorialista de la II República que para ganar presencia pública recurre al famoseo progre y desprovecha (es más, minusvalora o desprecia) a José Tomás. Un torero republicano, digno heredero de los diestros de izquierdas, portador (sin saberlo) del lema: España roja y rota, y sus cojones también. Es lo que cantábamos con Os Resentidos, respondiéndole así al fascista Calvo Sotelo de: "Entre una España roja y una España rota, prefiero la primera, que sería una fase pasajera, mientras que la segunda seguiría rota a perpetuidad".

¡Dios! ¿Qué países están fraguando, el Reino de Ejpaña del manifiesto protaurino y la Catalunya triunfal sin corridas de toros? Ambas coinciden en lo peor: rezuman (y disputan) el patrioterismo inflamado de sus selecciones "nacionales" de fútbol y el ansia de presentarse como "modernas".

Los "debates" sobre quién ganó el Mundial y qué se gana prohibiendo los toros olvidan que el único deporte y el único arte que hay que proteger son los que no se hacen por/con dinero y que, por tanto y por definición, son para "amadores", son apátridas.

11 de agosto de 2010

Si os está dando la luz de más... un trozo de tiniebla.
Para todos los que piensan que Negra Sombra es una canción de Luz Casal o un poema del Sampedro de Mar Adentro.
En los 70 Bibiano publicó Aluminio, un discazo. Nadie se acuerda. A mí, esto y Patty Smith me ponían a cien.
Bibiano era la antítesis del plastautor. El colmo de la modernidad airada en el culo del mundo.


10 de agosto de 2010

Intento imaginar una aberración para un reality show del tipo "El diario de Patricia" o "Sorpresa, sorpresa". A ver qué os parece esta por lo cercano de la conmemoración.


El programa aberrante invitaría a un superviviente de la bomba de Hiroshima y a su familia. El presentador introduciría a su invitado y, ¡sorpresa!, también daría la bienvenida al Capitán Robert Lewis, el copiloto del Enola Gay, el avión que lanzó sobre Hiroshima la bomba. Robert Lewis entraría en el escenario (ruido de arpa y aplauso del público) y saludaría al japonés como si se tratara de un viejo amigo. También lamentaría el asuntillo de la bomba. Después vendría la apelación del presentador a la caridad del estadounidense medio para hacer la cirugía plástica a algunas chicas que sobrevivieron a la bomba. Y a continuación, el capitán Robert Lewis, como gancho para animar al resto de la nación, entregaría un donativo al japonés.

Para quienes crean que el reality se inventó en TeleCinco o Antena 3, os invito a visitar el museo de los horrores televisivos, con el programa This is your life, año 1955. Hasta el segundo 42 no comienza el horror.



A ver si lo he entendido. Nosotros os lanzamos una bomba y matamos a más de cien mil personas. Después lanzamos la segunda en Nagasaki y matamos casi la misma cantidad. Más tarde, mueren por la radioactividad casi doscientas mil. Después vamos a la tele y nos reconciliamos con una sorpresa. Todo esto patrocinado por una marca comercial.

Dicen que el capitán Lewis no se atrevía a salir en el programa y lo encontraron borracho en una cafetería cercana, justo antes del comienzo de la grabación. Lo cierto es que cuando dice eso de "dios mío, ¿qué hemos hecho?", no sabemos si lo dice por la bomba (la tragedia) o por el programa (la farsa).

Macedonio Fernández

3 comentarios
Hay días en los que no puedo trabajar en lo que me he propuesto. Entonces vagabundeo, más que investigar. Vagabundear es bueno porque trae cosas inesperadas, como este video sobre Macedonio Fernández, un escritor argentino que más parecía la reencarnación de Diógenes en el cambio del siglo XIX al XX.


Link: Macedonio Fernández
Emilio Jose, ya lo hemos colado aquí.
Si tuviese veinte años menos quisiera ser como él.
Por si andais por Galiza, samba pailana para la hora de la merienda.
Y para cualquiera que esté afrontando esas horas, las más tristes del día.
Y sueñe pasar, de puntillas, de la aldea al Sónar.



Y no me resisto... añadid al anterior, esto (él en estado puro) y esto (de dónde viene y a dónde no llegará).

9 de agosto de 2010

"Origen": La fecundación del que mira

0 comentarios
Como traducción, "Origen" no me parece la mejor palabra para "Inception" (al menos en lo que se refiere al título de esta película). Esta últma palabra, en el título del film, tiene la connotación de "fecundación". Aunque, pensándolo bien, la traducción no es nada fácil.

En pocas ocasiones, nos quedamos embarazados cuando vemos una película. El tipo que la realiza deja en nosotros una semilla que nosotros fecundamos. De esa manera lo que se forma en nuestra mente no es ni suyo ni nuestro; compartimos lo fecundado, aunque los buenos autores se esfuercen por hacernos creer que ellos no estaban ahí cuando el hecho ocurrió y que nuestra iluminación fue súbita, sin mediadores, sin maestros altivos, sólo con nuestro esfuerzo; un poco en plan espíritu santo. En el otro extremo, suele ocurrir que los autores pagados de sí mismos reclaman rápidamente la paternidad de las obras y quieren dejar bien claro quiénes son los jefes, quiénes dejan el semen que el espectador debe recoger y adorar mientras se minusvalora. Estos últimos autores suelen concebir engendros.

Christopher Nolan dedica su película a hablar de esta fecundación. De esa relación gastada del cine con su espectador. Insiste en reflexionar sobre lo extraordinario del cine cuando se libra del hastío de la producción demasiado calculada, muy centrada en las personalidades o en los artificios (como si diseñar una buena  trama no fuera un artificio genial). Nos invita Nolan a redescubrir el cine como un sueño, como lo que ya anticiparon algunos teóricos del cine y por lo que el psicoanálisis se centró tanto en él. Es autorreflexiva su película porque se centra en el eterno trabajo de quien intenta diseñar para otros un mundo verosímil del que despertar al salir de la sala y sobre el que aprender algo.

Nolan, como Houdini en su época, ha entrenado mucho para zafarse de las cadenas con las que se ata, de los laberintos en los que, voluntariamente, se encierra. Su película es un reflejo de nosotros, de gente que se encierra en sueños (algunos para compartir, otros estrictamente privados) y después pugna por salir indemne e impune. Como si fuera una obligación introducirse en el laberinto. Es más, siendo una obligación intentar escapar de los laberintos de los sueños de los otros. Parafraseando a Sartre, el infierno son los sueños de los otros.  

Ah, sí, no he hablado de la trama; de las explosiones (el tamiz de Hollywood)  y de los detalles sobre la lentitud de narración en el último tercio de la misma, cuando las tramas y subtramas tienen que cerrarse como muñecas rusas. Cierto que se hace un poco pesado, pero es un defecto poco importante al lado del intento de desnudar el artificio, no ya del cine, sino del cine como sueño compartido o como sueño impuesto del que se nos intenta hacer partícipes (más allá de pagar en taquilla) con imágenes introducidas en nuestros cerebros de espectadores ahítos de visiones. Nolan, como Haneke, es un digno heredero del Buñuel que rebanaba vicariamente el ojo del espectador. En vez de "os voy a cortar los huevos", estos amenazan con "rajarnos las pupilas".
Me puse este tema antes de ver a la bruja de mi curro.
Y eso que Nacho Vegas me resulta un remedo insufrible de L. Cohen.
Ponéosla cuando penséis en (quienes se creen) vuestros jefes.
Besaos. No hace daño. Quita daños. Elimina a los dañinos.

8 de agosto de 2010

Pumuky... nombre ridículo, propio de adolescentes desorientados. Condición imprescindible para sufrir en verano.

Ahí van un poco de otoño. Un suicidios marítimo para un estío donde "El bosque esté en llamas".

Animando a Harvey

0 comentarios
Esto va para Milton. Me cae bien pero su idea sobre el neoliberalismo no me gusta. Él puso de ejemplo un rap enfrentando a Keynes y a Hayek, con victoria de este último y resaca del primero. Cuando pienso en ProPolis imagino animaciones que explican ideas complicadas de una manera elegante y divertida, imagino democracia. Ahí va una animación de este tipo creada por RSAnimation sobre una conferencia de David Harvey.

7 de agosto de 2010

Nunca había leído un libro de Murakami. Todo el mundo ha leído un libro de Murakami, incluso los que no los han leído. Escogí De qué hablo cuando hablo de correr porque en él compara escribir con correr. Y como parece desmitificar un poco el primer verbo de los dos, pues me pareció suficiente como para comenzar a leerlo. Una cita:

Para mí, correr, al tiempo que un ejercicio provechoso, ha sido también una metáfora útil. A la par que corría día a día, o a la vez que iba participando en carreras, iba subiendo el listón de los logros y, a base de irlo superando, el que subía era yo. O, al menos, aspirando a superarme, me iba esforzando día a día para conseguirlo. Ni que decir tiene que no soy un gran corredor. Mi nivel es extremadamente corriente (por no decir mediocre, un término quizá más adecuado. Pero no es en absoluto importante. Lo importante es ir superándose, aunque sólo sea un poco, con respecto al día anterior. Porque si hay un contrincante al que debes vencer en una arrera de larga distancia, ése no es otro que el tú de ayer.
Un lenitivo para la insatisfacción estival.
El contrapunto necesario a los suplementos veraniegos.
Una versión breve pero intensa, en duo femenino.
En menos tiempo, Pj Harvey y Bjorl van más allá que el Morritos.
Por cierto, Satisfaction fue escrita por Mr. Morritos porque no podía follar a una chica con regla... Arriba esas sangrantes No Satisfaction Girls.


6 de agosto de 2010

Si hay algo que me ha indignado con el tema de la reforma laboral, es ver cómo ZP, del famoso dúo de cómicos "Cánovas y Sagasta más de un siglo después", nos presentó la reforma laboral. De nuevo, el paternalismo hacia los hijos de la patria aderezado con el pensamiento de que todo esto es por nuestro bien y que tendrá que hacerse cueste lo que le cueste al Presidente nos mueve hacia la denuncia de esta funesta medida y, aún más sangrante, pésima comunicación política en la frontera donde lo ridículo se abraza a lo absurdo; allí donde un buen humorista puede sacar tajada.

"De momento abril..." de la Bien Querida.
Una primavera, escuchársela cantar a Lua y a Xoan, 4 y 3 años, en pleno agosto.

5 de agosto de 2010

Tal vez baste ya de escribir sobre lo sórdido.
En todo viaje nace o muere un amor.
El que ahora vivo nació de unas cortas vacaciones en la ciudad donde ahora tenemos una casa.
En Singapur creí poder llegar a amar a otra mujer.

Era joven y hermosa. Lo sabía. Su labio superior era delgado; signo inequívoco de ardor sexual, leí una vez. El labio inferior, más grueso, no necesitaba referencias para cobrar significado. Y exhibía marcas de su pasado. Un tatuaje indio del Far West en su hombro. Un piercing en la boca. Una cicatriz en su rostro. Otra marca cuyo origen, como el de las anteriores, desconozco. Ni quise preguntar.

Eso que hablamos mucho, yo más que ella, durante una semana de convivencia en un hotel. Sin haber traspasado la puerta de su habitación, ni haberlo insinuado, tengo la sensación de haber quedado desnudo ante ella más de una vez. 

Eso que le tengo que agradecer. La visión de mí mismo desorientado, deseante y frustrado. Ese fue el regalo de su desdén. El deseo no correspondido obliga al autorretrato.

Por eso no la acompañe más allá de Singapur y la dejé por Camboya. Elegí viajar por la soledad, sin compañía. Teniéndome como único compañero de viaje, no cabía más que atender a mi mirada. Mirarme a los ojos.

Lo peor, como siempre, la despedida.  Nuestra diferencia de edad hubiera merecido algo más tierno. Al estilo de los finales de "Los puentes de Madison" o "Lost in translation". Pero no. Cuando me besaba hizo notar que yo sudaba demasiado. Bajó la colina que visitábamos, Bukit Timah, el punto más alto de Singapur. Y yo continué ascendiendo, sudando.

Coincidió mi vuelta con el mail de otra mujer, de su misma nacionalidad. Habíamos estado juntos hacía mucho. De vez en cuando nos damos señales de vida. La suya, esta vez, fue hermosa.




Si lo preferís subtitulado en inglés, aquí. Ahí está todo.

La necesidad de hablar, parando la vida, y desde la distancia, matando el cotidiano, hacer preguntas. La similitud entre la mentira sutil y el error. La necesidad de pasar por el esfuerzo y el error para alcanzar la verdad. La necesaria madurez del amor.

Via LaBene, grazie mille. Y también para Tânia, que sabrá leer los subtítulos y recordar.
Mi sobrina de cuatro años, Iosune Lua, quiere ser como ella.

Alondra Bentley:

4 de agosto de 2010

He observado- dijo el señor K.- que mucha gente se aleja, intimidada, de nuestra doctrina por la sencilla razón de que tenemos respuesta para todo. ¿No sería convincente que, en interés de la propaganda, elaborásemos una lista de problemas para los que aún no hemos encontrado solución?
Bertolt Brecht. Historias de Almanaque

Esta cita la encontré hace mucho, y siempre me ha llamado la atención. Es más, con el tiempo, cobra más significado porque día a día se incrementa el ruido y decrece la señal en el sistema comunicativo... mucha basura y poca sustancia. Los mensajes, como el resto de los objetos que consumimos, se programan para morir muy pronto. Son rápidos, poco elaborados, poco consistentes, destinados a ser ruido, a ser basura. Tanto en la comunicación política como en la mercantil, si es que aún pueden distinguirse. 

Con tanto ruido, la gente se ha vuelto suspicaz. Suspicacia que nace de la sensación de que siempre nos quieren vender algo o, como poco, quieren venderse a sí mismos. Nos hemos adaptado a ese ruido y tenemos los oídos taponados, embrutecidos. Todo nos suena a algo ya oído, a historias que ya nos han intentado meter por los ojos, las orejas, la boca u otros orificios. Así que nos molestan esos plastas de políticos, pero también esos que parecen actuar por altruísmo y piensan que otro mundo es posible... esos son los peores, porque muchos los perciben con intereses ocultos y bajo disfraces retorcidos.

En mitad de ese ecosistema ruidoso, triunfa el bufón porque, de entrada, anuncia que no pretende convencer a nadie. Es toda una tarjeta de crédito el asegurar que uno no está ahí para convencerte sino sólo para entretenerte y hacerte reír, sin otro afán explotador, alienador... no se afana el bufón por separarte de tus creencias y mostrarte lo equivocado que estás. Jon Stewart, el tipo que presenta uno de los shows satíricos más reconocidos (sino el más) de EEUU lo afirma así... pero nunca sabremos si es también una pose de alguien que sabe que no se puede presentar de otra manera si quiere que bajemos algo las defensas, si pretende que no nos sintamos intimidados, como se señala el señor K. en la frase de Brecht.

Un tipo como Jacques Ranciere expresa bien el dilema del persuasor/persuadido, del maestro/alumno cuando dice lo siguiente en su obra "El espectador emancipado":

Pertenezco a una generación que se debatió entre dos exigencias opuestas. Según una, los que poseían la comprensión del sistema social debían enseñárselo a los que sufrían ese mismo sistema con el fin de armarlos para la lucha. Según la otra, los supuestos instruidos eran en realidad los ignorantes que no sabían nada de lo que significaban la explotación y la rebelión, así que debían instruirse con esos mismos trabajadores a los que trataban de ignorantes.

Aunque no tiene que ver directamente con la cita, ofrezco como ejemplo experiencial el tema de la memoria histórica y cómo he sentido que, por desgracia, el hecho de que algunos políticos hayan hecho uso de este tema para sus intereses ha podido crear una especie de sordera en su percepción social, con el consecuente enroque, porque nadie desea que le den lecciones de ética.
De nuevo, Triángulo de amor bizarro. Su primer disco.
Haciendo lo que Golpes Bajos en La Santa Compaña, pero pasados por Sonic Youth.

Tunos ruidistas: "El mejor sitio para descansar es la universidad".
Así que tranquis, queen un mes empieza de nuevo el curso.


3 de agosto de 2010

Me largo sin red por unos días. Me llevo la música a otra parte.
Pinchad vosotros mismos esta playlist de canciones del verano que os dejo preparada.

El mejor grupo "nacional" (gallego, quiero decir) del momento. Triángulo de amor bizarro.
Versionado por Sr. Chinarro e instrumentado por Hola a todo el mundo.
Un temazo sobre "El fantasma de la transición"... y el amor virgen.
Imprescindible para cultivar la memoria histórica.

El otro día, Paco Camps ofreció a los expertos en comunicación política una escenificación televisiva de cómo debe gestionarse la democracia... caciquil. Fue cuando lo acusaron de comenzar la campaña electoral por cuenta propia, sin contar con Rajoy. Para legitimar esa iniciativa, Camps apareció en televisión preguntando desde el atril a los militantes que lo rodeaban:

- ¿Estáis dispuestos para comenzar la campaña electoral?

Y se escuchó el murmullo borreguil afirmativo de todos los palmeros allí reunidos en torno al jefe... siiiiiiiiiiiiiii....

- Pues entonces doy por comenzada la campaña electoral.

Eso es democracia, Paco... así se hace, sin escrúpulos, sin tapujos...

Es una pena que no haya encontrado el video, porque en público se lo han dado ya editado y cortan el momento inverosímil. En vez de ello os dejo una creación de El Jueves, en el que Beyoncé habla en subjuntivo sobre Camps.

2 de agosto de 2010

Tengo yo un amigo que canta canciones dobladas de Disney  a través de los muros de papel de casas adosadas sus vecinos escuchan a mi amigo que prorrumpe a llorar cuando el tema alcanza su clímax después a través de las paredes se escucha su carcajada cavernosa como reacción espontánea a su conciencia de haber estado cantando una canción de Disney y pasar de los treinta años todo sin puntos ni comas ni nada porque mi amigo tiene momentos sentimentales muy confusos

Así quieren pintar a Bradley Manning en la prensa de referencia, como a un desequilibrado con sueños de gloria. Manning es el soldado que se hizo con los datos sobre la guerra en Afghanistán y los filtró a la famosa Wikileaks.  Manning, según ese retrato, parece una mezcla de Raskolnikov y James Bond. Para conseguir los datos que hablaban de los incómodos daños colaterales en la guerra y de la financiación de los talibanes, este soldado fue a un ordenador de accesso ¿restringido?, abrió su bandeja, metió un CD virgen con un rótulo que decía "Lady Gaga" y se puso a descargar los datos mientras cantaba una canción de la susodicha y se suponía que oía su música a través de los auriculares. ¿Os imagináis a Manning berreando una canción de Lady Gaga, echándose a llorar, carcajeándose él solo con la música, mientras sabotea los secretos del Imperio y los filtra al mundo entero?

Ahora Bradley se enfrenta a un juico en el que podrían acusarle de alta traición. ¿Cómo de alta?-se preguntará él en la cárcel de Virginia. Después de todo, Bradley sabía que su Gobierno estaba financiando sin saberlo a los talibanes paquistaníes dentro del laberinto en que se ha convertido la zona. ¿Por qué le acusan entonces de albergar sueños de gloria y lo pintan como a Raskolnikov? ¿Sólo porque ha tenido el arrojo de hacer lo que creía que estaba bien y de paso tocarles los huevos?

La protección del espectador.
Sobre la prohibición de la fiesta de los toros en Catalunya


Es una pena que la decisión de ayer del Parlament de prohibir la fiesta de los toros en Catalunya no se haya contemplado más allá de una pugna entre nacionalismos y no se haya tomado consciencia de qué es lo que implica en realidad toda la retórica animalista y su exhicibionismo eticista. Que los partidarios de la prohibición hayan cantado su victoria gritado “¡evolución!, ¡evolución!” no se ha subrayado como merecía. En cambio, esa es la clave que escora inevitablemente la causa antitaurina en un sentido inequívocamente racista, al proclamar la urgencia de que Catalunya se aparte de prácticas culturales considerables como “salvajes” o propias de “pueblos incivilizados”, sin explicar exactamente qué es lo que convierte la cultura europea y occidental en superior a las demás culturas planetarias, sobre todo a las que ha dominado, explotado, expoliado o sencillamente aniquilado.

Los motivos que se han aducido para actuar represivamente contra las fiestas taurinas en España han sido casi siempre los mismo en los dos últimos siglos, y siempre han tenido que ver con el proyecto de construcción de un Estado moderno y con la pretensión de homologar la vida cultural de los españoles o, en este caso, de los catalanes, con lo que se ha dado en llamar la “moral civilizada”. Por ello, se ha insistido siempre en señalar la manera como este tipo de actuaciones aparecían frontalmente opuestas a la manera como la modernidad propiciaba la “protección de los animales”, en el sentido de eliminar la manipulación pública de bestias con fines rituales, que contrariaba la tendencia burguesa a clandestinizar la muerte animal -como una variante de la negación moderna de la muerte en general-, así como cualquier principio relativo a las ideas de utilitarismo en las que se basaba la moral capitalista. Ese tipo de fobía moderna a la visión del sufrimiento y la muerte -que no a su inflingimiento industrial a millones de seres vivos, y no sólo animales- es la que se tradujo en Catalunya, de la mano de la ley 3/88, a la matanza del cerdo y hoy afecta al sacrificio del cordero entre los musulmanes que viven en Catalunya. Se puede matar, torturar, maltratar... Lo que no se puede es ver.
En otras palabras, a quien protegen las normativas y leyes antitaurinas o en defensa de los animales en general no es al animal que muere, sino al espectador, al que se protege de la visión de una crueldad que se produce en otro sitios y mucho más masivamente ¬–de los mataderos y laboratorios al exterminio de especies enteras-, pero fuera del escándalo de su visión. Sería interesante que se echase un vistazo a ese origen de las prohibiciones europeas en el XIX contra la exhibición pública de la muerte animal, tal y como la han trabajado Valentin Pelosse en “Imaginaire social et protection de l’animal. Des amis de bêtes de l’an X au legislateur de 1850" , en L’Homme, XXI/(4 (1981), pp. 5-33 y XXII/1 (1982), pp. 33-51, y en Macel Agulhon, "La sang des bêtes. Le problème de la protection des animaux en France au XIXe. Siècle”, en Romantisme, 31 (1981).

El torero de la fotografía es Chamaco, que en los años 50 merecía una simpatía por parte de la afición barcelonesa que no era ajena a su origen mejicano, es decir de un país que no reconocía al régimen franquista. Era la época que la fiesta de los toros no había caído todavía en manos del fascismo españolista y formaba parte todavía de la cultura popular y obrera barcelonesa.

Manuel Delgado. Vía Tea-tron.
D.

1 de agosto de 2010

No son ardores estivales. Si eso buscáis, idos a los suplementos de verano de los periódicos. Y si se os pone dura o mojada, quedaos allí. Continúo aquí el post sobre putas y puteros, concebido en Camboya, para pensar en los límites de lo representable.

Desconfío de quienes filman putas y se olvidan de los puteros. Recelo de Antoine D’Agata, aunque he encontrado trabajos suyos más interesantes que aquel otro del que os hablé. Y una buena entrevista. Me molesta que afirme no importarle el tabú ; y, sin embargo, fije su mirada más en las mercenarias del sexo que en sus clientes. Aunque algún autorretrato es soberbio. Este, por ejemplo.

Si D’Agata retratase más a los puteros señalaría a a quienes asumen que que la transacción monetaria no excluye ni degrada ninguna mercancía. Exponer ante la cámara a quien paga "servicios sexuales" revela un sistema repulsivo, pero muy legitimado, de vendedores de vidas propias, mercaderes y compradores de las ajenas. La mejor prueba: le correrían a hostias de los burdeles, los clientes, los proxenetas y los policías que les amparan para repartirse la caja. Los impresentables.

Las putas no pegan, reciben. Por eso nadie retrata ni filma a quien se va de putas. Es más facilón y lucrativo, por ejemplo, llamarlas cariñosa, paternalmente, Princesas, como F. León en su película, y mirarlas con pena trufada de fascinación (sí, erótica, vergonzosa y vergonzante). Los ingredientes de la solidaridad mercantilizada.

Esas fotos y pelis de puteros sólo expresarían carencias. “Carecen de atractivo”, diría cualquier galerista o productor, porque veríamos en ellas autorretratos, álbumes familiares: el vecino de abajo, aquel pariente tocón, el amante abusador… en fin, ese Josef Fritzl que todos tememos llevar dentro y que lo reunía todo: violador/marido de sus hijas y turista sexual del sudeste asiático.

Abundan, en cambio, los documentales “sociales” CONTRA la prostitución, la pederastia y el incesto (de esto último, mucho menos). He aquí un ejemplo, además, de Camboya. Sacado de Tele5 y una de sus “campañas solidarias”. Reveladores los insertos publicitarios de “Sálvame”, “Gran Hermano” y “Sin tetas no hay paraíso”... puritita pornotelevisión. Por no hablar del personaje-reportero y sus palmaditas en la espalda a las víctimas.

En un curso de documentalismo, analizar estos productos sería una práctica obligatoria. Preguntas para su estudio: ¿Cómo sortear la mala conciencia del espectador por su deseo de ver, verlo todo?  ¿Cómo despertar conciencia social, saciando los bajos instintos? ¿Con voyeurismo paternalista? ¿Cómo retratar a los hundidos, a mayor gloria de sus visitadores, sin responsabilidad alguna de su hundimiento? ¿Cómo fundir a un reportero con un policía y/o cooperante de una ONG? Todo esto, sin menosprecio de las buenas intenciones y logros de la ONG en cuestión.

Lo mejor que conozco sobre pederastia es el documental Capturing the Friedmans. Un padre pedófilo de la peor clase: ¿también incestuoso?. Y de él habla su familia: sus hijos raros, muy raros, pero “admirables” admiran al padre… y odian a la madre. Y este otro más reciente, Entre pederastas  un reportaje. Compárenlo con el de prostitucion infantil en Camboya. El periodista-gonzo de la BBC (sí, hay teles públicas así), Louis Theroux, le da para el pelo al becario-periodistilla-pasma-cooperante de Tele5. Este excolaborador de M. Moore visita un centro de reeducación de pedófilos y nos retrata. Se dirige a quienes preferimos vernos, antes que espiar al resto… habla y mira a los que ya han pasado al otro lado del espejo y no saben cómo volver, escapar, de allí.

Estos trabajos apenas circulan por las galerías de arte o las “campañas solidarias” de las teles comerciales. Difícil, gozarlos estéticamente, por su negativa a la sublimación. Imposible, exponerlos como autopromoción o muestra de “responsabilidad” corporativa: renuncian al juicio sumarísimo y al paralelo ensalzamiento. Inútil, interrumpirlos o trufarlos con anuncios. Los espectadores no podrían cambiar de mirada tan pronto. No se pasa tan pronto de la compasión – compartir la Pasión, el dolor y el goce – a la pasión del consumo.

Pero la ficción con base documental sigue siendo la mejor forma de representar lo irrepresentable... a los impresentables. Si no las habéis visto, bajároslas ya, las pelis del magno Todd SolondzHurga en lo propio antes de turistear y policiar la miseria ajena. Encima, con humor. Negro, por supuesto. Inteligente, inquietante y luminoso. Es decir, sin morbo.

P.S. Sobre pornografía y régimen de representación sexual, lean, si quedan ganas, algo queer; por ejemplo, a su monarca español(a), Beatriz Preciado. No sé si aclara algo… pero, igual que lo anterior, da vueltas en/a la cabeza… y, a veces (pocas, la verdad), más abajo del vientre.