7 de abril de 2010

Linces, abusadores y abusad*s




Es lo que tiene el barrio.



Uno vuelve de vacaciones y encuentra las respuestas en plena calle.





La respuesta a una campaña para recabar más del IRPF y seguir evitando el rendir cuentas (nunca mejor dicho) por tanto abuso... una vez más, disfrazada de defensa de las víctimas más inocentes.

Como si las sotanas hubiesen respetado alguna vez algún tipo de inocencia. Pena que mis hijos aún no sepan leer, aunque cuando lo vieron fue hermoso hablarles de linces y bebés... en un cuento sin lobos ni curas.

1 comentarios:

JLV dijo...

El Obispo de Tenerife ha arreglado el asunto. Según él, los menores lo están deseando.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/12/27/espana/1198760752.html

Así que, no sólo podemos follarnos a tu hijo... es que debemos hacerlo.